Skip to content

Cómo encarar la transformación digital y no morir en el intento…

La pandemia nos obliga a adaptarnos a una nueva forma de vivir, de trabajar y ya no hay vuelta atrás. Te recomiendo 5 ejes para poder acompañar el proceso evolutivo de  tu empresa a  los tiempos que corren y no fracasar. 

Definimos la transformación digital como todos aquellos procesos y dinámicas de trabajo que necesitamos  para que nuestra empresa evolucione. Y es el eje de la agenda principal de las organizaciones de todo el mundo, especialmente para Latinoamérica para este 2021. Esto nos invita y conlleva  a pensar nuevos cambios de paradigmas y  nuevas inversiones. 

Cuando hablamos de procesos y dinámicas para adaptar o no nuestro negocio, no  nos referimos a cosas complejas como la robótica, Big Data o la inteligencia artificial. Sino que estamos hablando de cosas más simples: cómo nos comunicamos con nuestros clientes, cómo respondemos el Whatsapp de mi empresa o el Facebook, y  hasta cómo gestionar el talento humano de mi organización. 

Tenemos que pensar que ya no hay vuelta atrás. Puede haber una nueva normalidad, pero hay que pensar que esto no tiene retorno. Lo que nos invita a poner el foco en el futuro y entender que tenemos puntos a trabajar. Es  por eso que,  para poder acompañar este proceso evolutivo de transformación digital  de nuestra empresa en los tiempos que corren y no morir en el intento, recomiendo 5 puntos

1.Trabajar la resistencia al cambio de nuestros colaboradores:

 Esto empieza primero por arriba, por los CEO. Si  los directivos no estamos  listos para darle la mano a la evolución y entender   que tenemos que cambiar las viejas formas con las que trabajábamos hace 1 año, no podemos pedírselo a nuestros colaboradores. Los  principales gestores del cambio son  los SEO de la empresa, la transformación va siempre desde arriba hacia abajo. 

El punto de partida en esta resistencia el cambio es que nosotros los directivos debemos promover esta nueva realidad y acompañar con acciones.

Pero además de este contagio evolutivo vertical, debemos entender que el pilar fundamental de las empresas son las personas: empecemos a ser conscientes  de cómo trabajamos con nuestros equipos de trabajo, y comprender  que hay un nuevo mundo. Si hoy estoy haciendo una videollamada y veo a un niño corriendo no me va a afectar, es algo natural. Una de las cuestiones  más valoradas por las personas  es el tiempo, el estar con nuestra familia.  El tiempo de nosotros tomó un valor muy importante en estos  meses. 

Nuestros hábitos como consumidores han cambiado y  este tipo de situaciones ya son una corriente del fluir del trabajo. Entonces, cómo directivos de las organizaciones debemos ser conscientes que estos hábitos van a madurar y que tenemos que darle la mano, no luchar contra ellos.

2.Inversión en los canales

Si bien no es algo nuevo y la pandemia forzó esta transformación, tenemos en Latinoamérica empresas que recién están  aterrizando en lo digital. Y eso requiere, entre otras cosas: equipos, inversión, capacitación. E implica revisar nuestro buyer persona, revisar el tipo de cliente ideal y comprender sus nuevos hábitos en este  2021.

Esto es fundamental para poder  organizar la inversión y la profesionalización de nuestros canales digitales. ¿Dónde están estos clientes? ¿ Dónde los encuentro?, tomen las empresas  que tienen de referencia y revisen cómo interactúan  hoy con ese buyer , para saber el estereotipo de consumidor al que queremos apuntar :ese cliente que  hace click en mi anuncio y compra en mi empresa.

3.Definir qes Innovación para nosotros y para nuestros colaboradores.

Hay que  buscar un punto en común para interpretar entre todos qué vemos y qué entendemos por innovación. Para esto un tip muy sencillo,es conocer lo que están haciendo las empresas de mí mismo rubro en países más avanzados. Lo que debo hacer es un research de las empresas que se dedican  a lo mismo  e investigar  qué están  haciendo las compañías  que están a  la vanguardia a nivel mundial. Creo que este puede ser un buen punto de partida muy sencillo para ponernos a hablar  de innovación y  ponernos de acuerdo con nuestros colaboradores.

4.Revisar mi Modelo de Negocio en esta nueva Modalidad

Un buen punto de partida para empezar  este camino de la transformación digital  y pensar otras dinámicas, es ver lo que hacen las empresas más avanzadas. 8 meses atrás Google y Facebook comunicaron que sus colaboradores no van a volver a trabajar en sus edificios corporativos.

Esto marca una tendencia, y hoy las mejores empresas del mundo en todas las organizaciones están revisando cómo van a  adaptar sus oficinas para los tiempos que vienen. 

La tecnología dejó de ser algo de tecnólogos, pasó a ser algo de todos. Hoy todos los habitantes del mundo somos  un poco coronials porque somos de la generación del coronavirus. Tuvimos que adaptarnos a una nueva forma de vivir, de trabajar y ya no hay vuelta atrás. 

Todo se transforma: cambia nuestro consumidor,  los canales de comunicación y la realidad de nuestros colaboradores .  En este nuevo escenario,  debemos repreguntarnos quién es nuestro cliente hoy  y en qué canales lo encuentro.

Tener eso claro me permite  entender otros elementos  clave  de mi Modelo de Negocio como la puesta de valor y las inversiones que tengo que realizar que  también son distintas. Por eso  hay que revisar una y otra vez  nuestro Modelo de Negocio hasta cansarnos. Ya no vuelve el modelo viejo de 12 meses atrás.

5.Presupuesto  e Inversión 

Cuando  pensamos en esto siempre nos genera miedo. Para no asustarnos, pensemos ese presupuesto en etapas, marcando puntos de prioridad. Y estemos tranquilos, porque ya con que demos un primer paso ya vamos a estar evolucionando.

Ya incorporando  una herramienta tecnológica o  dos, o empezando a entender cómo trabajar colaborativamente con nuestro equipo, ya vamos a estar un paso adelante.  No tengamos miedo de pensar en un presupuesto  dividido en fases, como estos 4 puntos que mencione, para poder armar y organizar un plan de trabajo.

Pero tengamos algo claro: no existe  transformación digital, no existe el repensar dinámicas y procesos de trabajo para adaptarnos a los tiempos que corren  si el CEO no está chipiado que en este momento lo más importante son las personas y los colaboradores de nuestras empresas. 

Debemos ser conscientes que todos estos cambios que estamos viviendo  nos permiten repensarnos.

Hay que hacer un bollo a la vieja hoja de ruta, tirarlo a la basura y volverlo a realizar. Porque esta nueva realidad ha venido para quedarse. 

¿Ya diste el primer paso en  la transformación digital en tu empresa? ¿Qué hiciste para evolucionar y adaptarse a esta nueva realidad?

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.